martes, 11 de agosto de 2015

Las flores de la abuela...




La más guapa, la más simpática, la más inteligente, la más encantadora…podría seguir con la lista de halagos que mi madre me haría; bueno, a mí, mi hermana y mis dos hermanos, je je je…Sin embargo, esos piropos se quedarían cortos si alguna de mis abuelas aún pudiera hacerlo. Sí, porque todos sabemos que para nuestras madres somos los mejores pero nuestras abuelas…nuestras abuelas aún no han abierto la boca y nos están piropeando.

A estas alturas igual te estás preguntando: ¿Se ha vuelto loca Elva? ¿Qué tienen las madres y las abuelas que ver en un artículo supuestamente dedicado a temas relacionados con la blogosfera litetaria?



Y no, la respuesta es que no me he vuelto loca. La locura ya venía de serie, je je je, ¿cuál es la relación entonces? Antes de contestar permíteme hacerte una nueva pregunta: ¿Sabe tu madre, tu abuela, tu hermana, tu prima, tu amiga…que escribes? ¿Qué opina sobre tu trabajo? ¿Te regala estrellitas y maravillosos comentarios sobre tus libros?

Hasta ahí todo normal. Sé que la anormal soy yo por no pedirle a familiares y amigos que me regalen estrellas y flores en Amazon, Goodreads y compañía, pero no veo nada de malo en pedir ayuda con los comentarios a tus amistades aunque yo no lo haga.

Sin embargo, lo que no me parece ni medio normal es intentar comprar esas buenas reseñas. Sí, has leído bien: comprar reseñas positivas. Sinceramente, de piedra me quedé al enterarme por una bloguera de esta táctica. ¿Ofrecer tu libro a cambio de una reseña positiva ¿De verdad todo vale? ¿De verdad esto es en serio?

Sí, es en serio. Mi curiosidad y todos los acontecimientos surgidos en las últimas semanas en las redes sociales me hizo seguir investigando sobre el tema y toparme de lleno con esta realidad. Compañeros tecleadores que regalan sus libros por una buena reseña del mismo, otros que te nombran en los agradecimientos de sus novelas por un módico precio. ¿Perdón? ¿Me puede explicar alguien que demonios está pasando?


Ninguna autoestima hay que tenerse para llegar a estas tácticas. Sí, sé que es difícil que, entre los miles de libros entre los que un lector puede optar, elija el tuyo pero yo prefiero que si lo hace siguiendo una buena opinión; esa opinión haya sido sincera y no recreada para mí. Al igual que sé que tú me puedes dar 5 estrellas y, tu vecino no sentir nada leyéndome; pero no quiero que me regalen flores, pues siempre terminan por marchitarse.

Muaaaaaaaackis...muaaaaaaaaaaaackis

Elva Martínez

4 comentarios:

  1. Elva eso es pan de hoy hambre de mañana. Si alguien se deja llevar por una reseña alucinante y al leer el libro no le convence no volverá a leer. Yo creo que tenemos que aprender a dar el justo valor a las criticas, reseñas y estrellas. Lo contrario es engañarse uno mismo. Pero en estos momentos me da la sensación que se da valorva todo menos a la historia en si. En fin yo con llegar al corazón y mover sentimientos me conformo aun sin estrellas. Un beso compañera corsaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mariposa, eso que vemos tan claro tú y yo, y muchas más porque quiero pensar que somos más las que pensamos y actuamos desde la lógica, parece ser que no lo ve todo el mundo.
      Es de pena, preferible ir despacio y conseguir esas sonrisas, lágrimas, rabia, ilusiones...en tus lectores y no tener esas falsas estrellas compradas en los chinos.
      Tu corsaria

      Eliminar
  2. Desgraciadamente, son tácticas en auge y así está el panorama literario... Yo no sé tú, pero cuando intentan venderme algo y metermelo por los ojos le cojo hasta tirria. Está claro que necesitamos opiniones, pero sinceras, de lectores que han elegido la obra por x motivos, no opiniones condicionadas por esto o aquello. Yo prefiero cuatro críticas en condiciones que veinte ando palmas por quedar bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Feli, yo nunca jamás he pedido leer una crítica antes de ser publicada.
      No estamos por encima del bien y del mal, podemos gustar más o menos pero como todo en la vida.
      ¿A quién engañar con esos "pactos"? ¿A lectores que no volverán a elegirnos?
      Muaaackis

      Eliminar